Psicólogos Vigo

 

” La crisis y las visitas a los psicólogos en Vigo”.

Hasta hace bien poco la sociedad y los psicólogos no se llevaban nada bien. Ir a una consulta de psicología se mantenía en secreto, por miedo al qué dirán o qué pensarán de mí. Hoy en día en nuestra sociedad se va haciendo patente que esas falsas creencias han sido superadas y que acudir al psicólogo no es ni mucho menos degradante ni vergonzoso.

Si hacemos caso a las estadísticas, podemos concluir que en Vigo el número de consultas a psicólogos ha aumentado en los últimos años y sigue aumentando cada día, lo que no hace sino confirmar que la confianza y reconocimiento a nuestra profesión es un hecho.

 

¿Por qué han aumentado las visitas a los psicólogos de Caps en Vigo?

Nuestras ciudades, Vigo, están siendo víctima (me atrevería a decir como todas las demás ciudades) de una dura crisis económica y social que genera grandes sentimientos de indefensión. Es por ello que más que nunca la demanda de psicólogos, ha de ser atendida por profesionales con una experimetada trayectora y conscientes de la actual realidad.
La crisis ha favorecido que nuetros psicólogos de Vigo, se enfrenten casi diariamente a un repunte importante de crisis matrimoniales y de pareja. El desempleo en uno o los dos miembros de la pareja ha fomentado el aumento de situaciones de tensión y la tolerancia a la frustración que presentan estos pacientes es bajísima. Nuestra labor como psicólogos es trabajar con ellos estrategias para encarar los problemas de forma constructiva, enseñar a las parejas que juntos es como van a salir adelante de la situación que viven y que el enfrentamiento y el conflicto no hace nada más que empeorar su situación ya de por sí, en la mayoría de los casos complicada.

Otra de las grandes demandas para los psicólogos son las disfunciones sexuales. Es tal la situación de estrés y angustia por la amarga situación de muchos hogares, que el deseo sexual ha quedado remitido a un segundo plano y las relaciones sexuales no son todo lo satisfactorias que solían ser. Nuestro papel como psicólogos es tratar de encuadrar el problema y fomentar estrategias de acercamiento y comunicación en la pareja.

Por último, el otro gran bloque de demandas para los psicólogos, es la temida ansiedad y la depresión. Son dos grandes consecuencias de la inestabilidad que estamos viviendo, la incertidumbre y el no saber que pasará mañana hace que nuestros pacientes sientan miedo de lo que les pueda suceder y como consecuencia en su cabeza saltan todas las alarmas. Nuestro deber como psicólogos y más aún en estos momentos sociales tan complicados es trabajar con ellos el control de la ansiedad y el miedo, ayudarles en la toma de decisiones a veces muy complicados y dotarles de recursos para poder continuar con sus vidas.

 

Tags:
,